Excursión al yacimiento íbero del turó de les Maleses, Barcelona

En este artículo te descubriremos una desconocida y sencilla ruta que culmina en un yacimiento bastante bien conservado que se encuentra muy cerca de Barcelona y que puede visitarse de forma gratuita. A parte del yacimiento disfrutarás de unas increíbles vistas de toda la costa así como de otras montañas muy conocidas. Sigue leyendo para conocer los detalles de la que muy probablemente sea una de tus próximas excursiones.

HISTORIA DEL LUGAR

En plena Sierra de la Marina se encuentra el Turó de les Maleses, situado a 420 metros sobre el nivel del mar lo que permite tener unas increíbles vistas de todo el Vallés, gran parte de Barcelona, Montserrat, Montseny e incluso del Prepirineo los días más despejados. 

Aprovechando esta localización tan privilegiada en la cima de esta montaña se asentó un poblado laietano aproximadamente en el siglo IV aC. Desde este punto privilegiado podían observar y comunicarse con el resto de poblados de la zona. La extensión del poblado era de 3.300 metros cuadrados y según las excavaciones realizadas se ha determinado que se dedicaban a la agricultura, a la ganadería y al comercio con los fenicios, griegos y cartagineses. 

La distribución del poblado seguía el patrón tradicional de una calle central que divide el espacio en dos partes y todo ello estaba rodeado por una muralla

Recorriendo las ruinas de este yacimiento encontrarás varios carteles que explican en detalle su curiosa historia así como la explicación de las construcciones más relevantes que se encontraban en este punto. Por ejemplo podrás ver los restos de una antigua casa del agua utilizada para recoger y almacenar agua de la lluvia, la casa del herrero del poblado, la casa del molino o la casa de la familia gobernante. Todas ellas cuentan con un cartel explicativo con buenas ilustraciones para hacerse una buena idea de cómo se vivía en aquella época. 

Se desconoce la fecha exacta en la que los habitantes abandonaron este enclave pero se sabe que se produjo antes de la segunda guerra púnica en el año 219 aC.

Vistas desde el yacimiento
Vistas desde el yacimiento
Carteles informativos
Carteles informativos

DETALLES PARA VISITARLAS

¿DÓNDE EMPIEZA LA RUTA?

Esta excursión es muy sencilla y puede hacerse en familia. Existen distintos puntos desde donde empezar la ruta dependiendo de donde vengas y cuanto quieras caminar. 

Una de las opciones es aparcar en el Mirador de la Vallensana situado en la carretera con el mismo nombre (BV-5011) A parte de tener bastante espacio para dejar el coche dispone de unas vistas increíbles de toda Barcelona.

RUTA PASO A PASO

Antes de empezar la ruta ya puedes aprovechar a tomar algunas fotos. Desde este punto deberás cruzar la carretera y tomar un camino que empieza justo delante, es sencillo de encontrar. Una vez te encuentras en el camino deberás ir siguiéndolo todo el rato, si te encuentras con desvíos o bifurcaciones deberás tomar siempre el camino marcado con una línea verde y blanca, si no existe marca sigue el camino que sea más ancho y parezca más habilitado. Ante la duda siempre puedes mirar tu ubicación en google maps, estos caminos aparecen marcados y te ayudará a no perderte. Otra opción es usar una ruta de ejemplo como esta de wikiloc

Si quieres hacer una excursión muy cortita y no tener que andar mucho puedes iniciarla desde la urbanización de la Conreria, en el municipio de Sant Fost de Campsentelles. Aquí se deberá aparcar en la zona más al sur posible y tomar el camino de tierra que empieza en un gran depósito de agua. Google Maps puede ser un gran aliado para llegar hasta este punto. 

Una vez tomas el camino de tierra debes seguir las señales verdes y blancas hasta llegar al yacimiento. No deberías tardar más de 30 o 40 minutos empezando desde aquí. Puedes usar esta ruta de wikiloc como guia. 

Por último, si vas en transporte público puedes ir en autobús hasta el Hospital Germans Trias i Pujol y empezar la excursión desde aquí. En este caso será un poco más larga y tendrá más desnivel pero sigue siendo una ruta sencilla que puede hacerse en familia. 

En este último caso deberemos tomar el camino que parte del parking público del hospital y tomar dirección Font de l’Amigó. Una vez en la fuente tendrás que seguir subiendo siguiendo las marcas verdes y blancas hasta llegar al yacimiento. Te dejo aquí un ejemplo de esta ruta que he encontrado en wikiloc. 

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE LA EXCURSIÓN

Sea cual sea el punto que elijas para iniciar la ruta todo el recorrido dispone de unas vistas maravillosas de la costa de Barcelona y podría considerarse un paseo panorámico. Deberás tener en cuenta que los caminos por los que pasarás no disponen de muchas sombras, por lo tanto si vas en verano deberías llevar protección solar. 

En otoño es una gran época para realizar esta excursión ya que todo el camino está repleto de madroños y de vez en cuando puedes recoger unos cuantos y comerlos. 

Muy cerca de las ruinas encontrarás una torre de vigilancia contra incendios que puede servirte como parada estratégica para descansar, beber agua o desayunar. 

En conclusión, esta pequeña excursión puede hacerse en tan solo medio día y a parte de estirar las piernas descubrirás unas ruinas gratuitas poco conocidas al lado de Barcelona y disfrutarás de muy buenas vistas tanto de la costa barcelonesa como de otras montañas de los alrededores.  

Torre de vigilancia
Torre de vigilancia
Madroños
Madroños

Si te gusta nuestro contenido y conoces a alguien que se apuntaría a ir aquí ¡Comparte! Y si eres tú el que se anima a ir, ¡disfruta mucho!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll al inicio